Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Vida sencilla

Estoy cansada....Hace muchos años que la navidad dejo de ser un momento de reunión y gozo, para convertirse en un imperativo de reuniones llenas de comidas que nos invitan a atragantarnos en una noche todo lo que no hemos comido en todo un año. Presentes impersonales que parecen de obligatorio cumplimiento. ¿Donde está el corazón de la navidad?. Y hablo de navidad porque naci bajo la cultura cristiana y no conozco ninguna otra celebración parecida, siempre he vivido en paises cristianos con lo cual no puedo establecer las vivencias desde otro ángulo. Hace tres años decidí no poner el árbol de navidad en casa, ni adornar mi hogar con ostentocidad navideña. He decido disfrutar de las luces de Navidad madrileñas, que adornan toda la ciudad, al fin y al cabo esta ciudad es mi casa. Con eso me conformo, quizás por eso es que son importantes para mi. En mi hogar solo tengo pequeños objetos que recuerdan mis viajes y otros momentos felices que he vivido. No me gusta la acumulación de cosas, …

Feliz Navidad

Quizás necesito que me recuerdes siempre que me quieres, no porque se me olvide sino porque me gusta sentirte cerca de mi. Si el amor no se alimenta con detalles simples, pero de forma diaria,   muere de inanición.¿Qué se hace con el amor que sobra, que no tiene salida?, los detalles lo engrandecen y lo hacen bonito. No hablo de alimentar el ego, me refiero a un te quiero en las mañanas al despertar, a un te echo de menos porque no te he visto en todo el día o abrazarme por la cintura cuando estoy cocinando. No se que sensación echo mas de menos, que duermas pegado a mi mientras escucho tu respiración y veo la paz de tu rostro, porque te sientes seguro entre mis brazos o las risas y los juegos de dos amigos cómplices que buscan ser felices. Tengo ganas de ti, de que aparezcas en mi vida de una vez y de que nunca mas te vuelvas a ir. Te quiero niño, donde quiera que estes pasa una Feliz Navidad.

Salto al vacío

Se acabó! Lo dejo, he decidido saltar al vacío nuevamente. Terminar una relación laboral es como terminar un matrimonio. Tienes que dar explicaciones de porque no quieres continuar y tiene que ser de la forma mas tranquila y políticamente correcta, si se desean dejar las puertas abiertas. Me gusta lo que hago, adoro estar metida en un restaurante, no gano mal, tengo un buen equipo, el cual he construido en 7 meses de arduo trabajo, pero no tengo vida, gracias a que la persona con quien debo ir codo a codo, a volcado toda la responsabilidad en mi, olvidandose de la asunción de sus propias responsabilidades como lider de equipo, para tener mas vida él, pero no los demás.  Yo no puedo con eso, lo siento. Dejar un trabajo sin tener otro es un salto al vacío, sobre todo cuando se tienen cuentas por pagar. Pero poniendo todo en una balanza, mi vida y mi bienestar no tienen precio. Me duele el cuerpo del estres que tengo y claro que tengo miedo, mucho, pero de peores situaciones he salido. Y…

Sonrisas que invitan felicidad

Hay una cosa que nunca dejara de sorprenderme de Madrid y de su gente: la gente en esta ciudad no sonríe!. Estoy en el metro, miro a las mujeres que estan sentandas frente a mi y todas tienen una particularidad: las comisuras de sus labios estan hacia abajo, como si reflejaran una continúa negación de la sonrisa. No es necesario tener un estado permanente de felicidad, eso no existe. Pero una actitud sonriente hacia la vida, nos hace sentir la amabilidad de ella. Yo en este momento de mi vida, no soy feliz, porque lo único que hago es trabajar, tengo gente muy exigente a mi alrededor y trabajo de cara al público. Pero nunca dejo de sonreir, además mis dias son mejores si de cualquier tonteria me río y mi equipo también me lo agradece. Falta de sonrisas, frío que se aproxima y miradas que no se levantan del movil, así va un martes cualquiera en Madrid. Hazme un favor, si lees esto desde el móvil levanta la mirada y sonriele al que tienes en frente ( yo lo acabo de hacer a la señora de …

Me gusta para mi

Como casi todas las citas que tengo últimamente y mira que son pocas, esta surgió de repente, un simple: ¿tienes plan hoy? ¿nos vemos?. Cuanto tiempo esperé para volverle a ver, si lo supiera saldría corriendo. Le conoci a principios de julio, quedamos un par de veces, luego vino el verano y mi trabajo nuevo y ya no volvimos a quedar. Fue la primera persona en años que me hablo desde los sentimientos: quiero tener una novia me dijo. En ese momento mi cabeza entro en cortocircuito y le dije: ¿para que quieres una novia si es mejor estar sin dolores de cabeza?. Habló toda la noche sin parar, me tenía mareada de tanto que hablaba. Yo parecía un gato asustado, muda, me reía nerviosa. No parecía yo. Su conversación giraba en torno a los sentimientos y a las ganas que tenía de enamorarse. Lo sentí sincero. Nos reimos mucho y en la última cita acabamos follando dentro de su coche.  Luego pasó lo que en algunas ocasiones ocurre: no escribió mas hasta pasados unos días. Me dijo que acababa de …

Terapia Sexitiva III

Hacía mas de un mes desde la última sesión, quería volver a la terapia porque es el único lugar en el que entro hecha un nudo y salgo desatada completamente. No creais que es fácil someterse a esta terapia. Sergio tiene el poder de conectarme con mi ser real y salga quien salga de mi, siempre lloro a moco tendido. Aun lo recuerdo y los ojos se me humedecen. Según entro le digo: te tengo miedito, a lo que me responde con certeza: ''A mi no, te tienes miedo a ti misma''. Cuanta razón tiene! toquetearse por dentro y sumergirse en las profundidades del alma, es solo para valientes. El hace que todo sea natural, me hace sentir tan cómoda y tan en confianza, que   me puedo abrir sin miedo a ser juzgada. Miro a Sergio en ese momento y lo siento no solo como terapeuta, sino como amigo, como padre, como novio, como hermano mayor. Todo lo que dice y como me lo explica, me permite ir haciendo las pases con el lado masculino del mundo. Durante la terapia, muchas veces pensé: Todas…

En aquel lugar secreto

La primera vez que me enamoré de verdad, tenia 13 años. Moría por ese chico de Caracas, que habia venido a estudiar a mi ciudad. Nunca olvidaré, aquella noche de luna creciente, en Puerto La Cruz, mirando a la bahía, acostados en el cesped del Campo Americano, cubiertos por unos hermosos pinos, que junto al olor de la sal del mar y el perfume de él en mi nariz, me embriagaron el corazón. Me besaba sin parar, sus manos intentaban colarse en debajo de mi jersey, pero yo no le dejaba. Me sentía enamorada, el chico que me gustaba me besaba sin parar. Esa noche y durante el resto de las noches que siguieron, cuando llegaba a mi habitación ponía esta canción y me dormía pensando en él: En aquel lugar secreto. (Yordano)De alla donde nace el viento y cobran vida los sueños
llegaste sin avisar
abriendo de par en par
las puertas del corazonNo hicieron falta palabras, tampoco tontas excusas
apenas una mirada
de tus ojos verde-gris
dejo sin rumbo la nocheFue en aquel lugar secreto...
sobre un man…

Sinceridad innecesaria

En menos de siete días, he oido la misma frase dicha por diferentes personas: "Voy a quedar con otra chica, porque te doy por imposible". Menudo ataque de sinceridad innecesaria!. "Voy a una cita con otra chica, porque si te veo me enamoraria de ti". ¿pero qué es lo que está pasando?!, no entiendo nada!. La primera frase me ocasionó dolor, no porque ese chico quedara con otra mujer, sino porque no era necesario que me lo restregara en la cara. Se que carezco de tiempo para quedar con nadie, pero eso no significa que no desee hacer un plan con alguien que me guste. No me gustó la intención del mensaje, mas que el mensaje en si mismo. Me pareció cruel. Hoy me lo han vuelto a decir, esta vez sé que no ha habido mala intención, pero igualmente me entristeció. Sobre todo porque es una persona a quien he querido acercarme y no ha querido aceptar mi cercania, sus motivos tendrá, no es mi tarea juzgarlo. Pero no puedo evitar que me duela.  No debemos estar donde no somos l…