Ir al contenido principal

Me gusta para mi

Como casi todas las citas que tengo últimamente y mira que son pocas, esta surgió de repente, un simple: ¿tienes plan hoy? ¿nos vemos?. Cuanto tiempo esperé para volverle a ver, si lo supiera saldría corriendo. Le conoci a principios de julio, quedamos un par de veces, luego vino el verano y mi trabajo nuevo y ya no volvimos a quedar.

Fue la primera persona en años que me hablo desde los sentimientos: quiero tener una novia me dijo. En ese momento mi cabeza entro en cortocircuito y le dije: ¿para que quieres una novia si es mejor estar sin dolores de cabeza?. Habló toda la noche sin parar, me tenía mareada de tanto que hablaba. Yo parecía un gato asustado, muda, me reía nerviosa. No parecía yo. Su conversación giraba en torno a los sentimientos y a las ganas que tenía de enamorarse. Lo sentí sincero. Nos reimos mucho y en la última cita acabamos follando dentro de su coche. 

Luego pasó lo que en algunas ocasiones ocurre: no escribió mas hasta pasados unos días. Me dijo que acababa de salir de una relación y que seguía con la chica metida en su cabeza y que acostarse conmigo le había hecho recordar muchas cosas, que le disculpara, que sabía que habia hecho mal, pero que necesitaba recuperarse.

Le deje en paz, entendí lo que estaba pasando y no le di mas vueltas al asunto. Simplemente le dije que cuando quisiera hablar o tomarse algo, aquí estaba.

He de confesar que me había gustado no solo fisicamente, sino también a nivel intelectual, a vivido en Rusia, en China, habla varios idiomas y su inteligencia me seduce a morir. Lo malo es que me vuelto tonta cuando alguien me gusta de verdad y con él hasta muda me habia quedado.

Así que volvimos a quedar. Sí me puse nerviosa mientras me arreglaba, tonta tontisima. Había esperado mucho tiempo y por fin había llegado el momento de volverle a ver. Si supiera la ilusión que me hacía, quería volver a escucharle. Le encanta hablar y a mi me encanta escuchar.

Terminamos en mi casa, plan pizza y peli. Que bonito! ¿Sabes desde cuando no tenía un plan asi en mi sofa? Por supuesto que el deseo nos invadió y fuimos a parar en mi cama,  follandonos como si siempre lo hubiesemos hecho. Terminamos de hacerlo y por primera vez, no desee que se vistiera y se marchara, él tampoco puso excusa para irse, asi que volvimos al sofa a comer la pizza y a ver la peli. Charlamos hasta tarde,  yo a su lado, mis piernas encima de las suyas, mis manos en su pelo suave, riéndonos y hablando de política y de viajes. Se marchó cuando ya el sueño nos vencía.

Suspire, he suspirado mil veces estos días. No se que va a pasar, si lo volveré a ver o no, por supuesto que quiero volver a quedar con él.

Me gusta ese chico, me gusta para mi.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Y tomar tu la iniciativa?
Esta buscando pareja , algo que tu también haces, supongo que desde tu punto de vista eres la mejor para valorar su posible respuesta.
Hace nada sufrías por una negativa, pero no sera mejor eso que arrepentirse?

Alexey

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…