Ir al contenido principal

Sin sentimiento no hay creación

Me he dado cuenta que solo soy capaz de escribir si dentro de mi se genera un sentimiento hacia algo o hacia alguien. Hace casi un año mi musa dejó de generarme estados de excitación mental y desde entonces hasta hoy, me doy cuenta que llevo buscando a alguien que sea capaz de inspirarme nuevamente.

Entre medias consigo inspirarme, sin embargo someto a juicio mi actitud por no poder lograr por mi misma esa motivación. Quizás la artes y todo lo que está ligado al proceso de creación tienen que manifestarse primero como un sentimiento que nos remueva por dentro, para luego poder ser plasmado en nuestro yo exterior cercano: "sin sentimiento no hay creación".

Yo he conseguido "sentir" ese algo, a través del sexo, pero al no practicarlo de forma exclusiva con nadie mis textos se convierten en una rapsodia de emociones en ocasiones contradictorias. Definitivamente, puedo enamorarme de alguien si durante ese encuentro sexual él es capaz de producirme un estado emocional y a la inversa también me ocurre: puedo dejar de sentir enamoramiento, si llego a sentir un atisbo de ego masculino mientras estamos teniendo sexo, es decir si él es capaz de olvidar mi placer para solo centrarse en su orgasmo y tener la necesidad de quedar como un "campeón" porque metiéndome los dedos ha logrado que me corra, eso es egoísmo sexual en estado puro.

Los hombres que mayor placer me han dado en la vida, nunca se vanagloriaron de sus proezas sexuales, no quiero decir que no me hayan confesado en la intimidad cuanto llegaron a sentir por alguien, pero nunca confesaron que hicieron sexualmente para que esa mujer los quisiera (follar) con locura. Ellos tienen un denominador común: no tienen ego, en la cama pueden estar el tiempo necesario para que la sinergía sexual pueda combinarse entre ambos y saben que solo buscando el placer del otro pueden obtener el suyo multiplicado. Si, he de reconocer que las veces que me he topado con un hombre así, me he enamorado de él. Hablo de un enamoramiento, en sus primeros estadios, cuando se sienten esas mariposas que no nos dejan pensar en nadie más, no de amar profundamente a alguien.

Lo malo de enamorarse de esta manera, es que como sabes que es simplemente un "momento", toca desenamorarse rápidamente y es ahí donde pierdo la inspiración Por lo menos ya no siento vacío, como hace un año, quizás porque ya no busco nada con nadie, no siento expectativas de nada y en este momento me tomo la vida con lo que me ofrece, sin mas.
     

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Que el tocarse hondo es puro respirarse
lo exaltan los amantes sumergidos
en la vida carnal como etéreo darse
en mutuo nido de alientos urdidos

con el más suave hilo de amor aireado
en tejer la piel que ya no es de nadie:
soplos que se tocan en hondo halago,
hondura tejida en tactos de aire.

Tocar tu hondura es ingrávido regalo
para mi hondo querer permanecido,
pues no hay llegar en no haberme ido:
es ahondar quieto en tu aire regalado.

El hondo vuelo es aire y epitelio
fundidos en amor, vuelo y hondura
que respiro en delicia de clausura
volando hundido en la piel de tu misterio.
AMHTProduction ha dicho que…
Me gusta el stylo

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…