Ir al contenido principal

UN VIAJE AL AUTOCONOCIMIENTO


He decido tomarme un año sabático para reflexionar sobre todo lo ocurrido el año pasado. Un año de proyectos e ilusiones, truncado por un enfermedad que me llevó al borde de la muerte, de la cual me recuperé, tomé lo bueno  y ahora estoy en el proceso de desechar lo malo.

 Me embarqué en el sueño de tener mi propio restaurante. Llevaba años preparandome para hacerlo, la oportunidad toco mi puerta y me lancé. Nunca me imaginé a donde me llevaría un proyecto de semejante envergadura, porque más que gratificaciones económicas me embarcó en un viaje de autoconocimiento y de pruebas a lo que soy como persona, a mi caracter. Hoy en día ya no tengo restaurante, lo cual no implica que vuelva a tener otro. Pero me conozco aún más, sé a donde puedo llegar, sé lo que soy.
 
Sin embargo una laguna gigante quedó en mi. Porque a mitad del proyecto, cuando estabamos creciendo, caí fulminantemente enferma.  La menstruación durante dos semanas no se me fué. Sangraba pero no le prestaba atención porque pensaba que era un desarreglo hormonal, además estaba demasiado ocupada en mi restaurante como para hacerle caso a algo así. Me debilité, pero yo seguia con mis largas jornadas de trabajo y esfuerzo fisico. Hasta que mi cuerpo dijo: "hasta aquí." Tuve la mala suerte que antes de dar con el medico que descubrió lo que tenía, pasé por tres hospitales y un sin fin de médicos que no daban con el diagnostico.Cada día que pasaba iba perdiendo signos vitales, la vida se me escapaba, no tanto para mi misma sino para mis familiares que tanto me quieren. No me encontraba bien y tenía una peritonitis, ya no orinaba, no podía respirar, tenía la tensión  en 3, oclusión intestinal,  Me iba y yo lo sabía.

Despues de muchos dias de paseo por un hospital y por otro, mis familiares dieron con una doctora  y con un amigo medico que comprendieron la emergencia de la situación y lucharon para que me operaran. Los medicos se negaban a operarme, creo que tenían miedo que no superara la operacion. Mi amigo Doctor los presionó y lo hicieron. Diagnostico: Torsión ovárica. Un quiste muy grande, se rompió se derramo el liquido en la cavidad abdominal, lo que hizo que se infectara todo mi cuerpo. Me imagino que por el peso del quiste, el ovario se torció. Tuve derrame de pleura como consecuencia de la infeccion tan grande que tenía. Y perdí mi ovario izquierdo.

Pasé cinco semanas en cama, lo cual fué muy duro para mi porque tenía un restaurante que sacar adelante. Mi socia me presionaba para que volviera, porque no podia hacerlo sola (teníamos a dos cocineros con nosotras). Ella llevó fatal lo de mi ausencia, me llamaba diciendome que iba a cerrar el restaurante, lo cual implicaba un mayor estres para mí, sobre todo en ese momento donde yo simplemente no podia hacer nada. A pesar de la preocupacion extrema que tenía, ya que debía recuperarme, estaba impedida para hacer mis cosas, no podia levantarme de mi cama, mis familiares volcados sobre mi haciendomelo todo y mantener mi mente fuerte y distraida para no sumirme en la desesperacion se unía mi socia quien estaba molesta conmigo por no estar alli. Hasta el sol de hoy no me supo dar una explicación de por que su actitud.

Pero a todo lo malo le trato dar la vuelta para ver lo bueno, y ¿sabes qué? lo tomé como una señal de Dios, quien me estaba presionando para que mi mente no cayera y me levantara. Mi socia fue el catalizador para que me levantara de la cama, aunque no tenía fuerzas para hacerlo. Así que hablé con mi medico y le dije que me iba a incorporar a trabajar, me miró con cara de estupefacción y me preguntó si estaba sergura de ello. Le dije que nó pero que lo tenía que hacer.

Así que me incorporé a mi restaurante, el panoraba con el que me encontre fue desolador. Mi socia se había aliado a los cocineros, estos se encargaron de ignorar mis ordenes y de hacerme hueco. La verdad que fue realmente dificil la situación, pero como siempre, traté de verle el lado positivo y ante tanto machaque decidi verlo como un camino hacia mi valoración personal. Así fué.

Con esa actitud la situación se me hizo mas llevadera. Sufrí mucho estres, tuve muy mal humor durante muchos meses, pero nunca perdí la mirada en el fin. Y mi finalidad era ser más fuerte y probarme a mi misma que yo sabía lo que valia. Al final mi socia cambió, el cocinero con quien se había aliado se reveló contra ella, lo que la llevo a volver a aliarse conmigo. La otra cocinera enseguida se dio cuenta de la situación  de confabulación en mi contra y se convirtio en mi mano derecha y hoy en dia en una excelente amiga.

Mi socia no superó la traición de su cocinero, nunca vió como la utilizó porque ella lo utilizaba a él contra mi. Y tiró la toalla, se quedó embarazada y decidió abandonar el restaurante. Yo no quise seguir tampoco. Entendí que a pesar de su mala actitud como persona, sus ideas como empresaria eran validas, ese proyecto era de ambas.  Decidimos cerrar. Hoy en día no soy su amiga, así lo decidí despues de mucho pensar . Fuimos socias y como la sociedad se diluyó nuestra relación tambien. Ella pensó que seguiriamos siendo amigas. Tenemos conceptos distintos de amistad. Definitivamente el ser positivos ante situaciones extremas nos lleva al exito personal y espiritual.

Esta historia me ha hecho mas segura de mi misma, me hizo enfrentar mis inseguridades. Aunque todavia estoy en ese viaje, porque me quedan en el aire muchas preguntas, algunas ya tienen respuesta, otras todavia las estoy analizando. En el proximo post te contaré que respuestas he obtenido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…