Ir al contenido principal

Zona de Confort: NO LOVE

Sentada en el sofá del salon de manicura que esta a escasos metros del portal de mi edificio, espero mi turno para hacerme la manicura francesa, adoro llevar las uñas arregladas, así que mientras toqueteo el movil buscando algo con que entretenerme.

De repente, entra una mujer mayor con su pareja, ella debia tener unos 65 años y él, creo que los mismos que ella. Me llama la atención ver como ella, muy femenina pide turno y se sienta a mi lado. No se porqué pero intuí que aquel hombre no era su marido, sino un novio que se había echado, sonreí y comence a prestar atención a aquella curiosa pareja de tortolitos de 65 años.

Él pacientemente se sento a esperarla en el salón y no le quitaba la vista de encima, la miraba como un adolescente. Ella coqueta y femenina sabía muy bien que lo tenía coladito por sus huesos, asi que le hacía participe en la elección del color del esmalte que quería ponerse para la ocasión. Él se acercaba a ella y mientras elegía el color que ella iba a lucir, posaba la mano en su pierna, o se acercaba a su oído. Aquel hombre se levantó de su silla unas cinco veces para acercarse a su amada. Tenian 65 años! o más. Yo les miraba con el rabillo del ojo y oidos atentos a la conversación me di cuenta que no llevaban mucho tiempo, quizas dos años juntos, ya que el desconocía si la hermana de ella vendría estas navidades a pasarla con ella, tal como lo hicieron el año pasado. Ella está en Argentina, le espetó la señora, tendremos que ir para reyes, tal como lo hacemos todos los años.

Entonces mientras la china me hacia con detalle la manicura, pensaba que definitivamente se puede conseguir el amor a cualquier edad. ¿por qué estoy corriendo ahora si no se si llegue a los 65 años? ¿por qué se me ha metido en el corazón esa necesidad de amar, si yo no me siento sola? ¿me estoy forzando sin necesidad?. 

A esa edad muchas personas renuncian al amor de forma definitiva, bueno no solo al amor sino a la mayoría de las cosas de la vida, quizás porque piensan que ya no hay nada por lo que luchar. Sin embargo ahi estaban estos dos tortolitos tocandose y dandose cariño y compañía. Así mismo, desde los treinta años  hombres y mujeres piensan que si no consiguen pareja a esa edad se quedaran solos el resto de su vida y ni que decir de los cuarentones como yo. Que premisa mas falsa!. Definitivamente hay una fuerza que nos va juntando de dos en dos, como dice la canción de Alejandro Sanz, pero esa fuerza del corazón puede aparecer en cualquier momento de nuestras vidas. Solo hay que estar preparado para sentirla, ya sea por apertura o porque llegue la persona adecuada.

Estos días me he calmado, andar toqueteandome el corazón me aleja de mi zona de confort y salir de ella da miedito. Quizás me espere a los 65!.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Te olvidas de sus historias previas. ¿y si ambos están viudos y su amor se fue hace unos años? ¿y si se divorciaron hace una década y ahora han vuelto a encontrar el amor? ¿y si el esta casado y ella se deja querer? ¿y si es al revés y ella es la infiel? ¿y si..? Muchos interrogantes en esta bella historia. Pero lo más importante es como lo interpretas tu pensado que tan sólo ahora es cuando han encontrado el amor y borrando de un plumazo los 65 años anteriores de sus vidas. Si no estás preparada para amar, no lo hagas. Pero que no sea por ver a unos ancianos que juegan con la mirada pensando que tu vejez será igual. Envejecer solo debe ser lo más triste del mundo, nadie debería espera a los 65 para sentir el amor en sus venas.
Erosrapsodia ha dicho que…
Pirata....¿Qué es la soledad? ¿por qué le otorgamos a la soledad un sentido negativo? ¿soledad o necesidad? ¿estamos realmente solos? ¿Cómo nacemos y cómo morimos?. Personas solas necesitando compañía, personas acompañadas sintiendose solas. El secreto de la felicidad no está en la ausencia de la soledad sino en el NO SENTIRSE SOLO, en saber estar primero con uno mismo, sintiendonos cómodos y seguros.

Y es cierto nadie debería esperar a los 65. Sobre todo porque el que nunca ha amado en los años previos, no podrá hacerlo con posterioridad.

Gracias Pirata.

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…