Ir al contenido principal

Sensualidad vs Vulgaridad

Soy una librana en toda regla, quizas esto parece algo tonto, pero a mi siempre me ha gustado saber sobre mi signo y las características que lo componen. Me reconozco en casi todas las que definen a las libras, pero con la que mas me identifico es Odiar la Vulgaridad en todas sus manifestaciones.

Para mi el antónimo de sensualidad es vulgaridad: todo lo que nos es suave o bonito: palabras, actitudes, lugares, personas.

Ser libre sexualmente, no significa mostrar de forma explícita manifestaciones sexuales en lugares inapropiados. Habrá quien les guste esas actitudes, a mí me ahuyentan. No hay nada mejor que la provocación elegante de la seducción: el saber o no si vas a conseguir el placer sexual del otro.

No me gusta prestarme a situaciones donde no existe la sensualidad. Anoche vivi un episodio que para mi gusto llevaba rato trascendiendo un límite: el de lo bonito, convirtiéndose más bien en algo grotesco, el punto culminante fue: ver a una mujer con una tira de condones de sabores en la mano, en el medio de la calle delante de amigos, que la querían follar o quizás hablando con verdades: que querian follarnos, incitandome a usarlos con uno de los chicos. Fue bastante dantesco la verdad.

Tengo mucho humor para casi todo, pero esa mujer con su sexualidad explícita en el lugar inadecuado, se encargó de cargarse en 7 min la posibilidad real de acostarme con uno de los chicos que me gustaba, mis ganas se esfumaron 'in so facto'.

¿Me estaban midiendo a mi de la misma forma que a ella? por supuesto que sí, yo estaba allí. Y al final dentro de un grupo somos iguales al conjunto con el que estamos. No me quedó mas remedio que despedirme o mejor dicho, emprender una retirada para no seguir participando en una situación que en nada se parece a mi.

Y aunque esta situación la vivi en una de las calles mas adineradas y elegantes de Madrid, en nada se diferenció a lo que solía ver en la calle durante los Carnavales de Puerto La Cruz (Venezuela), donde las mujeres de bajos recursos económicos y poca educación, se aproximaban sexualmente a cuanto hombre se les cruzaba en la calle. Siendo que estos hombres las buscaban de la misma manera, con tal de poder descargar cinco minutos de placer con ellas y con cualquiera otra. 

Sexualmente soy un ser libre, pero para mi el sexo es un arte sensual, aunque luego pueda mutar y volverse animal e instintivo. Y yo me vuelvo muy animal si mi amante y yo compartimos complicidad. Puedo ser vulgar en mi cama si la situación me lleva a ello, pero fuera de los lugares donde el sexo realmente tiene cabida, nunca lo seré, asi como nunca permitire que nadie lo sea conmigo.


Comentarios

Alfredo Glez ha dicho que…
... Amén... Amén...y Amén.
Nada más puedo decir salvo Amén, eso si... Mientras,.. Te aplaudo tanto la actitud esa noche, como la forma de contarlo.
Yo soy un chico y puede parecer que vivimos esas cosas de forma diferente, pero no es así. También necesito sensualidad. Luego en privado...puedo ser como tu has descrito perfectamente en el texto.
Amén.
Erosrapsodia ha dicho que…
La sensualidad en las formas, sobre todo en los principios alimentan elegantemente el deseo.
Me alegra saber que eres un hombre sensual.

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…