Ir al contenido principal

Te deseo

Los que hablan del amor como la fuerza mas poderosa, desconocen el enorme poder del Sexo.
A través de él, nos manifestamos realmente como somos. Nuestras almas se envuelven con la energía del otro, solo su piel nos calma, nos envuelve en la intranquila atmósfera del deseo y nos subyuga a la búsqueda de cada uno de sus olores y sabores.
Deseame que te deseo...Mirame, que yo te miro. Sienteme, que yo te siento. Entra en mi, que yo me dejo. Besame y yo me sumerjo en ti. No pares de tocarme, tus manos me desvisten para vestirme de ti.
Háblame, por favor háblame quiero tu voz, tus gemidos, a tí pidiendome más de mí.
Te mostraré como soy, me mostrarás como eres, el sexo es el sentimiento mas sincero, nos desnuda ante el otro y nos muestra sublimes o miserables. Nos vincula al otro, aunque nos neguemos a ello. Solo en la actitud deseante somos como somos en la vida misma.
Deseame bien, deseame bonito, deseame sublime


Comentarios

Manuel Granados ha dicho que…
Eres un encanto. Rscribes muy bien.
Anónimo ha dicho que…
Buenas tardes, Princesa.
Yo no te deseo.
Somos seres afines, mas no somos seres recíprocos. Este discernimiento, cuyo proceso no puedo desvelarte, sustenta el lenguaje con el cual me comunico contigo.
Te hago mi renovado obsequio de sinceridad, cultivo mi pulcro hábito de regalarte mi palabra más nítida y esmerada. Quiero diferenciarme de aquellos que han querido, quieren y querrán poseerte. No son mis semejantes en el entendimiento de la sexualidad.
No por osadía, sino por confianza, me atrevo a preguntarte en qué medida te son aceptables los encadenamientos mutuos cuando es el placer la materia sutil con la que son forjados. Hay servidumbres sublimes a las cuales todos los humanos estamos expuestos. Hay quienes gozan incluso del poder de imponérnoslas.
Hablas con maestría y soltura sobre el sexo y sus encantos. También adviertes sus desencantos. Mi percepción es que te sostiene el privilegio de tu belleza. Disfruto leyéndote y contemplándote. Leer y contemplar son facultades de la conciencia transferibles al espacio de la espiritualidad.
Para terminar mi correspondencia de hoy, quiero aportarte mi modesto conocimiento de lo sublime: está relacionado con aquello que trasciende las limitaciones de la sensorialidad y su placer, que también es una bendición cuando hace de nosotros mejores personas. Esa experiencia sublime es quietud, calma, cesación del deseo. Aun siendo transitoria, es definitiva para el entendimiento de lo que somos. Metamorfosis de la conciencia en la que ser es no-desear.
Tu estimado boddhisattva.
Erosrapsodia ha dicho que…
Gracias Manuel, por pasarte por aquí y dejar tu comentario.
Alfonso Gonzalez Astorga ha dicho que…
Después de leerte un poco.
De tanto charlatán.
Creo (y solo comento)...
Que hablas demasiado.
Qué tal un poco de pasión sin "cabeza"?
Un saludo.
Erosrapsodia ha dicho que…
Mi Estimado:

Aun tan solo aún, mi nivel de conciencia aun está encadenada al placer terrenal de la conciencia deseante.

Quizás algún día dentro de muchos años, experimentare esa metamorfosis, pero ahora deseo disfrutarla.

Sabes que siempre te leo, gracias por escribir.
Erosrapsodia ha dicho que…
Querido Alfonso,

No hay nada mas sexy que la pasión cuya raíz se hunde en la inteligencia de la persona.

Pero respeto a quien desea vivirla sin tanto comerse la cabeza: Un carpe diem en toda regla, sin embargo no son excluyentes.

Después de probar tantas recetas apasionantes me quedo con los Carpe diem inteligentes y pensantes.
Alex Rico ha dicho que…
Hola preciosa, exelente carta de presentación, escribes con el alma y eso te hace ver mas hermosa, eres un encanto como un libro que te engancha desde que lees la primera frase, un saludo y con deseo de poder conocer más de ti, besos.
Erosrapsodia ha dicho que…
Estimado Alex,

Bienvenido a mi mundo de pensamientos, reflexiones, sensaciones y vida. Agradecida estoy por tus palabras.

Gracias por entrar, saludarme y dejarme tu opinión. Son un tesoro para mi. Las aprecio, las guardo y las releo muchas veces, como quien lee un mensaje de un enamorado.

Un abrazo

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…