Ir al contenido principal

Mis vivencias en este blog

Mi blog es el sitio en el que escribo para mi, no es mi intención cambiar el mundo a través de mis palabras. Es el lugar para poner en orden ideas o revivir vivencias que han sido impactantes para mi. Me gusta pensar que cuando sea mayor, podré recordar todo lo vivido y no olvidarme de quien fui. No busco aporta nada, si lo escrito aquí sirve para tí, perfecto y si no sirve, es perfecto también. No es para tí es para mi. ¿Qué por que comparto mis vivencias? porque simplemente me gusta compartir, pero no tengo ninguna intención escondida en ello. Ni siquiera me defino blogger, como alguien me acaba de llamar. Esto es una herramienta para mi al igual que podría utilizar un cuaderno cualquiera.

Alguien escribio diciendome que mis vivencias no le aportan nada porque las vivencias no permiten conocer a las personas. Aquí tenemos puntos de vista diferentes, porque para mi una persona se define por sus circunstancias y lo vivido a través de experiencias obtenidas: si ha viajado, en que situaciones se ha visto inmiscuido, que experiencias a obtenido de ellas, etc, etc.

A mi me gusta conocer personas cuyas vivencias pueda relatarme para poder nutrirme como persona. Así aprendo de las personas que pasan por mi vida. No me sirve de nada que alguien me despliegue una lista con un monton de aficiones las cuales muchas veces quedan en simple gustos. Además la experiencia me demuestra que aun a pesar de mis gustos, voy obteniendo aficiones nuevas a medida que voy aprendiendo mas cosas y compartiendo con más personas. 

No me gustan las mentes limitadas y menos las que cierran puertas antes de abrirlas. Lo positivo es que rápidamente puedo descartar quien si y quien no. Y lo que me gusta mas aún son precisamente aquellas personas que diciendome no, me ahorran tiempo y esfuerzo.

Simplemente gracias!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Buenas tardes, mujer incógnita.
Te escribo porque he visto la puerta abierta de tu femenina receptividad hacia quienes somos, excepcionalmente, seres igualmente abiertos. Si proclamas una reciprocidad en la apertura mental, entonces declaras tu disponibilidad para recibir aquello que con honestidad, empero discreta en esta distancia anónima, te puede ser transferido desde la libertad ajena.
No soy el tipo de hombre que encaja contigo, ni tú eres el tipo de mujer que yo deseo. No te dedico un fragmento de tiempo escrito para adularte ni para excitar tu fantasía con palabras melifluas que transpiran puro hálito carnal. Desde luego, por si te has anticipado, tampoco soy un hombre que tema encontrarse con una "leona". Me pregunto, aprovechando tu dilecta metáfora felina, si acaso eludes identificarte con alguna rapaz altiva u ofidio venerado. Inevitablemente, todas las fieras de este ecosistema de deseos tienen un depredador infalible: el tiempo.
En lo que se desvela mi incompatibilidad erótica contigo es en el pulso interno que manifiestas. Lo que transmites, íntimamente, es avidez. Cualidad de la conciencia que se define por la dificultad para ser acotada, para limitarse, para ajustarse a las fronteras de la ecuanimidad.
He leído lo suficiente de tu blog como para impregnarme de la sensación de que eres una coleccionista de orgasmos...y de hastíos. Algunos textos te revelan como un ser verdaderamente confuso.
Otros fragmentos, en cambio, son pletóricos testimonios de lucidez específicamente femenina: esa misma refulgencia comprensiva que algunos hombres hemos hallado transitando por la matriz de la prístina feminidad. Sabiduría sensorial y dérmica, plenitud intuitiva, transcendencia sensual: tú transpiras todo eso, y yo no voy a negarlo, sino a celebrarlo.
Haz lo que te apetezca con estas palabras, ya son tuyas. Incluso para detestarlas, destruirlas...o digerirlas. Son una súbita apetencia gratuita de alguien que ha aprendido algo leyéndote. Y quedo agradecido.
Un saludo.
Erosrapsodia ha dicho que…
Me he tomado un día para meditar la respuesta a tus palabras, las agradezco mas no las comparto, ya que a traves de tu grandilocuencia literaria solo percibo altivez, sobre todo cuando piensas que eludo identificarme como una depredadora avida de orgasmos, quizas confusa...en ocasiones lucida, a quien el tiempo le juega en contra. Bien, guardo todas y cada una de ellas, ya que mi sentido masoquista, me hace coleccionista de frases que si se convirtieran en obras de arte serían dignas de un Salón Pirelli. Y a mi el arte me gusta y mientras mas raro y enrevesado mas apetecible aun.

Agradezco que me hayas hecho sentir tu vision voyeurista sobre mi blog, ha sido muy estimulante.

Saludos,

Erosrapsodia
Anónimo ha dicho que…
Otro lector que te sigue, no habitualmente, pero si lo tengo como favorito. Además, compartimos el gusto por Berlín y por eso muchas veces cuando te leo, recuerdo buenos momentos en esa ciudad

Gracias por escribir con tanta personalidad...
Erosrapsodia ha dicho que…
Berlín, ciudad vibrante como ninguna, energia pura renovada, ideas diferentes plasmadas en cualquier rincón, autenticidad y personalidad.

Gracias a ti por tus palabras.

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…