Ir al contenido principal

No te esperaba

No te esperaba, sin embargo tenía las puertas abiertas para que entraras. Y sin mucho planearlo, llegastes aquella tarde a mediados de marzo.

Cuando abri la puerta pensé: Santo Dios que grande eres!. Sin embargo ya estabas aquí y he de reconocer que estaba tan asustada como tú.

Apenas te miré a los ojos, porque sabía que verías mis nervios a través de mis pupilas, soy transparente y a mi todo se me nota. Te apoderastes de mi parte favorita del sofá, me sentí invadida. Aquella tarde te sentí perdido,  cansado de tanto abandono, de pedir amor y no recibirlo.

Tu carácter me imponía pero tengo un máster en caracteres difíciles, así que sólo me restaba tener paciencia. Yo también buscaba cariño, así que teníamos que aprender a entendernos para ofrecer lo mejor de nosotros.

Pasaron los días y poco a poco cedi algunos espacios de mi casa: ''bien el sofa para tí, pero ni se te ocurra tocar el mando del televisor!''. Aunque te prohibí entrar a mi habitación tú hicistes lo que se te vino en gana, te metistes en mi cama y dormistes conmigo. Detesto los pelos y soy alérgica a ellos, pero tus ojos pidiendo cariño me podían.

Dos alfombras, un par de zapatos, un labial, mis audífonos, un cojin todo te lo comistes. Te encantaba retarme. Te entiendo, los cachorros son así.

Decidí quitarte el pienso horroroso y prepararte comida casera de la buena. Llevarte de paseo para que corrieras sin parar, presentarte a todo el club perruno del barrio y entender que tú me aportarías más cosas buenas a mi, que yo a ti.

Empece a preferir quedarme viendo una peli contigo en el sofá, que lo hicistes tuyo, que irme a alguna cita con alguien estupendo. Tú para mi eras mi plan más estupendo.

Pocos días faltan para que esta acogida termine, tu dueña regresa a España y tú volveras a tu casa. Después de tantos meses serás mas feliz que nunca. Y yo seré feliz por ti.

Esto es un acto de desapego en si mismo, llegar a amarte sabiendo que te dejaré ir.

Gracias Pongo

Te quiero

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Joooo que lindooooo. ¿Sabes que la mirada de un perro puede hacer aumentar el nivel de oxitocina de su dueño?. Es como tener un hijo. Amor incondicional. Disfrútalo mientras puedas. Yo echo mucho de menos al sinvergüenza del mio. Descansa amigo, siempre te recordaremos.

LM
Erosrapsodia ha dicho que…
Si, Pongo a sido un amigo inolvidable y hemos disfrutado mucho juntos la verdad.
Lo siento mucho por el tuyo, se quieren como uno mas de familia.
Anónimo ha dicho que…
Yo no he llorado nunca como cuando se murió mi perro. Ni con familiares cercanos ni nada. Tarde mas de 20 días en poder tener las fuerzas suficientes para poder decírselo y explicárselo a las niñas sin que se me saltasen las lagrimas delante de ellas. Tenia que poder aguantar el tipo. Aún así en cuanto pueda....quiero perrooooooooo, jajajaja. Quiero que alguien se vuelva loco cuando me vea, que me quiera sin condiciones, que pueda estar a mi lado sin decir nada solo por estar, que con solo mirarnos sepamos lo que queremos el uno y el otro...joer..que lo que quiero es también una mujer así, jajaja

LM
Erosrapsodia ha dicho que…
LM ...Sí, creo que te va a ser mucho mas fácil encontrar un perrito que te quiera de esa forma y no pinto el panorama negro pero me da la impresión que es asi. :)
Anónimo ha dicho que…
uyyyy, si yo te había respondido a esto ayer y se borro....pues te cuento de nuevo. El mundo está lleno de gente maravillosa, solo hay unos pocos que no los son. El problema es que hacen mucho ruido y mucho daño. Seguro que hay millones de mujeres (y hombres también...) maravillosas, tanto o mas que cualquier perrillo.

LM

Entradas populares de este blog

Agradecida

Hacer el amor con él me calienta el alma. Mirarle clavando sus ojos en mi, con ganas de devorarme entera, me eleva al éxtasis infinito. Sí, alcanzo el Nirvana de su mano, cuando vuelca su placer en mi y me empuja hacia el. Sube junto a mi y me deja libre para me sienta yo misma: mi placer exaltado, multiplicado por el ritmo de sus jadeos llenándome de su sexo y yo empapándole del mío. El sexo con él tiene otra dimensión, se hace completo. Recoloca todas mis piezas encajándolas con naturalidad, dándole sentido a un todo desperdigado que era yo.Me siento agradecida por su vida, por su existencia. Porque pudiendo caminar entre otros o solos, escogemos transitar un camino desde nuestra libertad.

Sentimientos enconados

Elsa Punset dice que si escribes durante cuatro dias seguidos lo que sientes, plasmándolo en un papel, puedes reprogramar tu cerebro, ya que la mano va mas lenta que el pensamiento y le permite al cerebro durante unos segundos, digerir las emociones que se transmiten mediante el acto de escribir, a esto lo llama escritura creativa. Creo que paso la mayor parte de mi vida, viviendo cosas y transformándolas en mi cabeza, en frases para ser escritas. Luego no lo hago, ya sea porque no tengo tiempo, o una herramienta de escritura que realmente me transmita placer al escribir. También el estrés me roba creatividad, no deja que mis ideas fluyan desde el fondo de mi misma. Todo esto me hace sentir que si no escribo, se me atragantan  las emociones el pecho. Siempre pensé que era una persona que no se llevaba bien con sus emociones, pero lo que nunca me imaginé era el alcance de ese enunciado. Hubo un momento en mi vida en el cual decidí que la razón debía primar sobre los dictados de mi cora…

¿La vida es sencilla?

La vida es mas sencilla de lo que a veces se piensa, solo que hay que estar preparado para tomarla tal como se presenta.  Agobiada por mis sentimientos y mis pensamientos, busco distraerme para tomar contacto con el mundo exterior: visito un centro comercial y me meto en una tienda para ver ropa, me compro algo y sigo mi camino. Me detengo en una plaza abarrotada de turistas, me siento en un banco al lado de un chico italiano cuya pareja es una mujer que está sentada en una silla de ruedas y ahí me quedo, contemplando la "Sagrada Familia", mientras me como un brownie, que saco del fondo de mi mochila. Vuelvo a meterme dentro de mi. Caigo nuevamente en una especie de ensimismamiento, que busca escarbar el porque siento lo que siento. Que complicada soy a veces, tengo que salir de dentro de mi y olvidarme un poco de todo este torbellino de sentimientos que estoy experimentando. La vida no es tan complicada mujer!, me repito esa frase mientras pedaleo fuertemente como queriendo…